Mi lugar en el mundo es, sin duda, Egipto. Egipto, el país de los faraones y del Nilo, ese milenario rio que fertiliza esta tierra desde los albores del tiempo, y que acunó a la civilización más grandiosa que haya habido en la Historia de la Humanidad.... Egipto.
Egipto y el Nilo.... mi sueño....el lugar al que siempre quiero volver.

05 enero 2013

En los dominios de la diosa Nejet; II

Justo al otro lado de la carretera, en la entrada al wadi Hellal y frente de a la  taquilla de la venta de entradas, se encuentran las tumbas excavadas en la roca pertenecientes al Imperio Nuevo, y a las que se accede a través de un buen puñado de escaleras, que se construyeron en la época moderna para permitir el acceso a las mismas. En total hay aquí diez tumbas de las que solo unas cuantas son visitables, por su mejor conservación y, sobre todo, porque  cuatro de ellas pertenecieron a gobernantes de la antigua Nejem, dos de los cuales participaron activamente en las guerras en las que el faraón Ahmose expulsó a los hicsos de Egipto, a comienzos de la XVIII Dinastia, por lo que constituyen una inestimable fuente de información sobre este período, para los egiptólogos.
Las tumbas que yo visité fueron la de Renini, Ahmose Hijo de Abana, Ahmose, Paheri y Setau de las que pondré fotos más adelante, pues fué tanto lo que disfruté viéndolas y contemplando sus  relieves que, por cierto, guardan gran parte de su preciosa policromia, que creo que merecen un apartado para ellas solitas.De momento, para ir haciendo boca (o más bien piernas, jejeje) pongo la foto de la tremenda escalinata que hay que subir, y que aquel dia de agosto se me hicieron eternas, la verdad....¡¡¡menos mal que mereció la pena...!!!

Adentrándonos algo más en el wadi nos encontramos con un pequeño santuario construido por Setau, Visir de Nubia durante el reinado de Ramsés II. Está dedicado al dios Thot y los lugareños lo conocen también como el Hammán, que significa baño. La verdad es que se me escapa el porqué de ese nombre.... no entiendo que tiene que ver un templo egipcio con un hammán árabe...perobueno, ahi queda...

Sus relieves están bastante dañados, y entre lo poco que s econserva podemos ver, a la entrada, la figura del propio Setau en un lado de la jamba, y al otro un babuino





Ramsés II? realiza ofrendas a Thot...

.....y a Horus ( sus cartuchos son visibles entre ambas figuras )









Un grupo escultórico de tres pequeñas estatuas se encuentra, como se puede ver en la foto, muy deteriorado.
 

En la misma zona del templo de Thot pero enclavado sobre la colina,  tenemos un pequeño templo cuya construcción fué comenzada por Ramsés II, y reconstruido más tarde, en época Ptolemáica. Ramsés lo dedicó, lógicamente, a la diosa Nejbet. Tiene unas escaleras de acceso que se conservan bastante bien, y está formadado por dos salas con columnas, de las que apenas se conservan algunos restos, y por un pequeño santuario excavado en la roca.
 
 

 El santuario está decorado con paredes con jeroglíficos, que se encuentran en bastante mal estado e incompletos.






El techo es abovedado y aunque tampoco se conserva muy bien, todavia se pueden ver los cartuchos con los nombres del faraón, intercalados con cabezas de la diosa Hathor, formando una hilera a cada lado de la base del arco. Entre ambas, en lo más alto del techo, se distinguen representaciones de la diosa Nejet,en su forma de buitre, con las alas extendidas.  
 




A la derecha de la entrada al santuario hay una estela en la que Ramsés II ofrece incienso a Ra-Horakty y a la diosa tutelar de El Kab, Nejbet.
 


 

 

Algunas fotos más del lugar


 





No hay comentarios:

Publicar un comentario