Mi lugar en el mundo es, sin duda, Egipto. Egipto, el país de los faraones y del Nilo, ese milenario rio que fertiliza esta tierra desde los albores del tiempo, y que acunó a la civilización más grandiosa que haya habido en la Historia de la Humanidad.... Egipto.
Egipto y el Nilo.... mi sueño....el lugar al que siempre quiero volver.

07 diciembre 2011

El muro oeste de la Segunda Sala Hipóstila


Tras la última hilera de columnas de la segunda sala hipóstila, y situado al oeste de la misma, se encuentra el muro de acceso a las siete capillas dedicadas a las siete divinidades que aquí se veneraban y que son, de derecha a izquierda (situandonos de frente al muro), las dedicadas a Horus, Isis, Osiris , Amón Ra, Ra-Horahkty, Ptah y Seti deificado.  Cada una de las puertas de las capillas se encuentra flanqueada por un nicho donde se cree que se colocaba la estatua del dios al que estaba dedicada la capilla, y por hermosas representaciones del rey ante dicha divinidad y la familia de éste.



Es aquí, en el espacio del muro que hay entre las capillas y sobre las mismas, así como  en el interior de éstas, donde se encuentran los más bellos relieves que se pueden ver, no solo en este templo, sino en mi opinión, en todo Egipto. Aqui van algunos ejemplos de las representaciones que podemos ver en el muro de entrada a las capillas sagradas.-

En esta foto vemos al faraón ante Isis, que le da el aliento divino para poder respirar en el más allé,  y ante Horus, que le abraza
En uno de los nichos, ante Amón Ra
De nuevo ante Isis y Horus
La diosa Mut, esposa de Amón, ofrece un collar Menat (símbolo de protección), y la vara del jubileo (símbolo de renovación) a Sety I
 Hermosas y tiernas escenas en las que el joven faraón, sentado sobre las rodillas de Isis, recibe las caricias de la diosa, y más abajo, es amamantado por Mut

 
 La diosa Nebethetepet, contrapartida femenina del dios Atum en el acto creador primigenio, y asociada a la diosa Hathor, acerca un Anj a la boca del faraón. En la foto de más abajo, la diosa con cabeza de leona, Sejmet, le acerca un collar Menat.


La primera vez que me encontré ante estos relieves, creí estar en un sueño....las bellas figuras, los hermosos colores que parecen recién pintados....las escenas rituales que parecen tener vida.... y esa semipenumbra propia de las partes más internas y sagradas de los templos egipcios.....¡¡¡dios.....estaba como alucinada, atontada, emocionada......y todos los adjetivos terminados en ada que se puedan imaginar....!!! Hacia tanto que deseaba conocer este templo y habia puesto tantas ilusiones  en su visita, que temia que me fuera a desilusionar....¡Pero no!....todas mis espectativas se vieron satisfechas..... y con creces, ¡ya lo creo que sí!

 Men-Maat-Ra (SetyI) delante del árbol sagrado de Heliópolis, se arrodilla ante el dios Ptah que está sentado sobre un trono en el interior de una capilla, y le ofrece el símbolo de los jubileos. Tras el rey, Ra-Horahkty registra el acontecimiento escribiendo sobre las hojas del árbol.



De nuevo el faraón ante el dios Amón-Ra con su tocado de plumas, que le ofrece la cimitarra y la maza con las que el faraón derribará a sus enmigos. Tras el rey el dios Ra- Horahkty, con cabeza de carnero coronada por el disco solar y cuernos horizontales. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario