Mi lugar en el mundo es, sin duda, Egipto. Egipto, el país de los faraones y del Nilo, ese milenario rio que fertiliza esta tierra desde los albores del tiempo, y que acunó a la civilización más grandiosa que haya habido en la Historia de la Humanidad.... Egipto.
Egipto y el Nilo.... mi sueño....el lugar al que siempre quiero volver.

04 abril 2012

La Sala de las Barcas

En el muro Oeste de la Galeria de La lista Real se encuentran dos puertas. Una de ellas dá acceso a otra galeria que se conoce como "El Corredor del Toro" y que conduce a la salida del templo por su parte posterior. La otra dá acceso a una sala denominada "Sala de las Barcas", cuya función no está del todo clara, pues si bien se cree que pudo ser utilizada como almacén de ofrendas, otras teorias, basándose en los relieves de sus muros, afirman que pudo servir para guardar las barcas sagradas de los dioses cuyas capillas se encuentran en la parte principal del templo, y que ya he comentado en entradas anteriores.
Se trata de una sala de 16 por 11 metros, sustentada por seis columnas, situadas en dos filas de a tres. En la mayoria de sus paredes hay relieves que representan las barcas sagradas de los dioses venerados en el templo. De ahí que se piense (como comenté anteriormente), que estaba destinada a albergar dichas barcas, cuando no eran utilizadas para transportar la imagen del dios durante las procesiones. Además, en tres de sus muros, presenta una especie de banco de piedra, de medio metro de ancho, que bien pudo haber servido como reposadero de dichas  barcas.
 
 
Sea como fuere, lo cierto es que con las dimensiones más bien reducidas que tiene la sala, y el espacio de ocupan las columnas, creo que muy pequeñas debían las barcas sagradas para ser este su lugar de recogimiento. En algunas escenas de capillas y templos, estas barcas están representadas casi de mayor tamaño que los sacerdotes que las portan. Así que, o esas representaciones están idealizadas, o dificil veo yo que en esta sala pudieran entrar todas ellas. Además, hay que añadir el hecho de que en este templo de Abydos, se veneraba nada menos que a nueve dioses, toda una enéada, de manera que en algún momento habria aquí otras tantas barcas. No sé, muchas barcas me parecen a mí para una sala de este tamaño. Pero lo cierto es que ahí están, representadas en los muros, y aunque no se conserven muy bien, merece mucho la pena contemplarlas.
En la mayoria de las escenas vemos al faraón realizando ofrendas a la barca sagrada.

 

 
 

 Junto a las barcas también vemos representaciones de cruces rojas que atestiguan la presencia de los primeros coptos en el templo.

Escalera de acceso a la terraza del templo, por donde los sacerdotes subian para realizar observaciones astronómicas, y poder así establecer el momento más adecuado para efectuar los rituales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario