Mi lugar en el mundo es, sin duda, Egipto. Egipto, el país de los faraones y del Nilo, ese milenario rio que fertiliza esta tierra desde los albores del tiempo, y que acunó a la civilización más grandiosa que haya habido en la Historia de la Humanidad.... Egipto.
Egipto y el Nilo.... mi sueño....el lugar al que siempre quiero volver.

10 mayo 2012

Corredor del Toro

Se trata de un pasillo de unos 25 metros de largo que tiene grabado, en su muro Norte una representación en la que aparece Ramsés II y su hijo, Amonherhopeshef, cazando un toro con un lazo. Es esta escena la que dá nombre a esta zona del templo, y por eso se la conoce como el Corredor del Toro.
Su construcción data del reinado de Sety I, aunque la decoración es obra de su hijo Ramsés II. El techo de este pasillo está formado por bloques horizontales, excepto en su último tramo, que es abovedado. Es en esta zona donde el templo se conecta por su parte posterior, con el exterior donde se encuentra el Osireión, y más allá el desierto y la necrópolis de Umm al-Qa'ab, donde se encuentran las tumbas de los reyes de las primeras dinastias.

Escena de la Caza del Toro. Ramsés II, que lleva la corona roja del Bajo Egipto, y su hijo el príncipe Amonherhopeshef, que luce la trenza lateral propia de los jóvenes adolescentes, dan caza a un toro. La escena es observada por el dios Upuaut.



En esta escena vemos a Ramsés II corriendo hacia el dios Thot y su padre, Sety I. El rey arrastra un trineo sobre el que se encuentra la barca sagrada del dios Sokar, divinidad menfita asociada a los difuntos.




El rey conduce cuatro terneros ante el dios Khonsu y Sety I. Es este un rito de origen agrícola cuya representación más antigua que se conoce, se encontró, por primera vez, en la pirámide de Sahuré, en Abusir.

En otra escena vemos a Ramsés II acompañado de unas deidades con cabezas de animales, cazando aves que atrapa en una gran red. Estas aves simbolizan aquí el caos y los enemigos de Egipto. Con su captura el rey pone de manifiesto su capacidad para vencer dichas fuerzas, estableciendo con ello, el orden y el equilibrio en todo el pais.

Posteriormente, varias de estas aves son ofrendadas por Ramsés y su hijo a Amón-Ra y su esposa Mut

No hay comentarios:

Publicar un comentario