Mi lugar en el mundo es, sin duda, Egipto. Egipto, el país de los faraones y del Nilo, ese milenario rio que fertiliza esta tierra desde los albores del tiempo, y que acunó a la civilización más grandiosa que haya habido en la Historia de la Humanidad.... Egipto.
Egipto y el Nilo.... mi sueño....el lugar al que siempre quiero volver.

10 agosto 2013

Tumba de Paheri (EK3), III

 EL MURO OESTE

Por último, en la parte final de este muro vemos escenas del funeral de Paheri, representado en cinco registros.
En el primero vemos el traslado del sarcófago de Paheri que se encuentra sobre un ataud, en el interior de un trineo tirado por un grupo de hombres y dos bueyes. Varios de estos hombres levantan sus brazos formando el símbolo "Ka".
 El trineo es custodiado por dos figuras femeninas que representan a Isis y Neftis, acompañando así la momia del difunto ya convertido en un "Osiris". 

La representación funeraria del cortejo funeraria Paheri termina, en el último registro, con la figura del dueño de la tumba arrodillado, adorando al dios del más allá, Osiris-khentyamentiu, "el gran dios, señor de la eternidad"
 Algunas fotos más:
Paheri ante Anubis


A la derecha de la foto, "bailarines  Muu", con sus altas coronas de fibras trenzadas, se encuentran en el interior de un edificio de techo abovedado.
 

 En el registro central, unos hombres arrastran un trineo que porta un cofre, que se cree que podria contener los canopos con las vísceras de Paheri, y son recibidos por un sacerdote oficiante que les dá la bienvenida.

EL NICHO

Siguiendo con el recorrido por la tumba de Paheri nos encontramos ahora con el nicho en el que vemos tres estatuas excavadas en la misma roca, en altorelive, y que están muy dañadas. La del centro es el propio Paheri representado con aspecto momiforme y los brazos cruzados sobre el pecho. Está acompañado por dos figuras femeninas que le rodean con sus brazos. La de la derecha es su esposa Henut-er-Nehe y la de la izquierda su madre, Kem.
Los laterales del nicho también están decorados. En el lateral izquierdo (situándonos frente al nicho), el hijo de Paheri, Amenmes, realiza una ofrenda de alimentos a sus padres, que se encuentran sentados al otro lado de la mesa, repleta de lo que parecen ser panes, y les desea " que puedan respirar la brisa del Norte y el incienso".
Al lado de Henut-er-Neheh se encuentra un niño con la característica trenza lateral. No se sabe a ciencia cierta es un nieto de la pareja, o se trata del joven príncipe Uadjmes, que como ya comenté anteriormente, era hermano de Hatshepsut y estaba bajo la tutela de Paheri.
Bajo la escena de ofrendas vemos a tres hijos y tres hijas del dueño de la tuma oliendo flores de loto, simbolo de renacimiento.
En el lateral derecho vemos al "Monarca de Nekheb", Paheri, realizando ofrendas a dos de los hijos de Tutmés I, "el hijo del rey, Uadjmes" (en primer lugar) y "a su hermano, a quien ama, el hijo del rey, Amenmes" (sentado tras él). 
Justo detrás de los príncipes encontramos a los padres de Paheri; su padre "tutor del hijo del rey Uadjmes, Atefrura, justificado" (lo que nos indica que también el padre de Paheri fué tutor del joven príncipe, y que, a su muerte, probablemente su hijo heredó el cargo), y su madre la"señora de la casa, Kem".   
Bajo todos ellos, nueve "hijos de Kem" (y supongo que también de Atefrura y, por lo tanto hermanos de Paheri, aunque parece ser que el texto no lo aclara). 
 Finalmente, todo el nicho está rodeado por una pared repleta de inscripciones en las que Paheri nos habla de todos sus méritos, así como de  las ofrendas  y oraciones de invocación a los dioses, e invita a todos los asistentes a recitar las fórmulas rituales para garantizar el feliz y eterno descando de su Ka.

Buscando información para esta tumba, me encontré con el siguiente enlace en el que se traducen los textos jeroglíficos de la tumba de Paheri. Lo dejo aquí para quien le pueda interesar. 

¡¡Dios mioooo!!! tiene que ser fascinante saber interpretar jeroglíficos y poder leer y comprender todo lo que está inscrito en los muros de los antiguos monumentos egipcios, todo lo que sus dueños pensaban, todos sus desos y anhelos de una vida eterna próspera y en paz....¡¡ojalá que todo este enorme y maravilloso patrimonio dure, al menos otros 3000 años más y que la barbarie y la sinrazón de estos tiempo que vivimos no consiga lo que el paso tiempo no logró, esto es, su destrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario